Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Conoce 9 tips para educar a los hijos que solo piensan en regalos

Redacción Zona Líder

Llega un momento en la vida de los niños en que las fechas de celebración, las invitaciones y la obtención de algún logro, es para ellos un sinónimo de que se merecen de manera sistemática un regalo.

Esta actitud en los niños en muchas ocasiones suele ser promovida por los mismo padres, en un afán de "darle todo" a los hijos, sin embargo, el no enseñarles a los pequeños a distinguir el valor de las cosas, puede provocar varios dolores de cabeza a los progenitores.

Por ello, te compartimos 9 tips que te ayudarán como padre o madre de familia a priorizar sobre la calidad y la cantidad de regalos que entregas a tus hijos, así como la forma de lograr que ellos los valoren y disfruten de mejor manera:

1. Las personas son lo más importante.

En una celebración los asistentes son más importantes que los regalos. Es decir, los regalos forman parte del ritual, pero con toda seguridad si el niño, pasado el tiempo, guarda un buen recuerdo de aquella celebración no será por los obsequios que recibió, sino por lo bien que lo pasó jugando con sus amigos y familia.

2. La unión hace la fuerza.

La acumulación de regalos de baja calidad es muchas veces producto de que los invitados no saben que regalar y compran cualquier cosa para salir del paso. Si se consigue que los invitados (familiares o amigos de confianza) sumen esfuerzos para comprar entre todos uno o dos regalos más duraderos, fiables y que el niño realmente aprecie, todos saldrán ganando.

3. Jugar sobre seguro.

El juego y los juguetes son factores esenciales para el aprendizaje del niño. Por lo que ya son muchos los padres y madres que se preocupan por analizar lo que transmiten los juegos y por elegir el juguete que quieren para sus hijos.

Una forma de facilitar las cosas y de evitar regalos indeseados es confeccionar una posible lista de juguetes que guste tanto a los niños como a sus papás y mamás.

4. Ellos también opinan.

No hay que tener miedo de preguntar a nuestros hijos. Si les planteamos que en lugar de un montón de regalos intrascendentes por su cumpleaños, reciba sólo uno o dos que les hagan especial ilusión, seguramente la respuesta será afirmativa.

5. Los niños absorben lo que ven.

Los más pequeños imitan lo que tienen cerca y aprenden de cada una de sus vivencias. Si los sepultamos en regalos les estaremos iniciando, seguramente sin quererlo, en unos hábitos peligrosamente consumistas, además de impedirles disfrutar y valorar en su justa medida cada uno de esos obsequios.

6. Si se comparte, mejor.

Aunque muchos no lo confiesen abiertamente, los mayores también se la pasan bien jugando y si es con sus hijos, mucho más. El mejor juguete es aquel que gusta a los pequeños, pero también un poco a los mayores. Lo suficiente como para propiciar horas de juegos compartidos en la que unos y otros pasen un buen rato juntos.

7. Cumplir años es natural.

El día de su cumpleaños es un día especial y de celebración, quién lo duda, pero no saquemos las cosas de su lugar. Ni todo es posible en ese día único, ni uno se convierte en rey o reina durante las 24 horas de su cumpleaños.

Transmitir a nuestros hijos una concepción más natural del hecho de cumplir años minimizará posibles reacciones narcisistas y arbitrarias entorno a las fiestas y a los regalos de cumpleaños.

8. Reutiliza.

Los juguetes duraderos pueden tener una segunda y hasta una tercera vida. Si el "cumpleañero" es más pequeño siempre puedes sugerirle a tu hijo que escoja entre los juguetes que ya no usa. Hay que encontrar uno que esté en buen estado y que tu niño quiera regalarle.

Con este gesto le estaremos mostrando una de las bases de la ecología, la de reutilizar las cosas en buen estado.

9. Menos es más.

Si se produce una avalancha de regalos al niño no le dará tiempo de asimilar lo que acaba de recibir y de disfrutar los regalos en su justa medida. Eso por no mencionar que posiblemente algunos de ellos serán de baja calidad y que muchos quedarán olvidados en el fondo del armario. Vale más la calidad que la cantidad.