Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Así acechan los pedófilos a nuestros niños a través de internet

Redacción Zona Líder

Imaginemos una niña de entre 8 y 14 años que ya ha empezado a subir vídeos a internet de ella bailando, cantando, posando... De repente otra persona la invita a seguir haciendo lo mismo en una plataforma nueva en la que, además, entra a competir con otros usuarios.

La idea le gusta, podrá "presumir" de estar a la última moda, y además, haciéndole caso a esa nueva amiga virtual.

Las reglas del juego son sencillas. Se trata de ir sumando puntos para ser la que mejores vídeos tenga, siguiendo las órdenes que le dan.

Bailar cuenta, cantar también, lanzar un beso un poquito más, sacar la lengua también, quitarse la blusa o camiseta sigue sumando... y así hasta que el pedófilo que la ha contactado consigue lo que quiere mientras ella se cree que está jugando.

Los niños no tienen edad suficiente para ser conscientes de que al otro lado de la pantalla hay alguien mucho mayor que ellos con un único fin: sexual. Y en eso se basa todo su modus operandi.

Expertos en el tema dejan claro que si engañar a los mayores puede llegar a ser sencillo en internet, hacerlo con los niños puede ser aún más fácil y peligroso.

CAZADORES AL ACECHO...

En la actualidad la manera principal por la cual los pedófilos llegan a contactar a los niños es a través de dispositivos móviles como el teléfono celular, las tabletas o las consolas de juego, en donde durante horas los menores pueden tener comunicación con otras personas que se hacen pasar por niños.

Los distintos grupos investigados de pedófilos en el mundo utilizan técnicas similares. Trabajan de manera organizada y con diferentes encomiendas para sus integrantes.

Algunos tienen la misión de buscar en las redes sociales a niñas que ya hubieran subido imágenes suyas. Son los "hunters" o "cazadores". Su rol consiste en enviarles enlaces animándolas a participar en juegos o actividades a través imágenes y/o videos.

EL PAPEL DE LOS LOOPERS

A continuación intervienen los denominados "loopers", ellos son los encargados de ir engañando a las víctimas hasta conseguir el material sexual que buscan.

Para lograrlo les basta con inventar juegos de puntos, o hacerlas creer que enfrente hay un niño interesado en ellas, para luego establecer una conversación en la que el "looper" se gana su confianza mediante palabras que refuerzan la autoestima de la menor.

Por su corta edad los niños ni son conscientes de lo que les están pidiendo, ni tienen capacidad para pensar que todo es un engaño.

No necesitan ofrecerles dinero, el objetivo es ganarse su confianza para que luego hagan lo que les piden a cambio de nada.

Cuando el control es más fuerte, entonces estos criminales pueden utilizar todos los datos personales que la víctima ha colgado en las redes para hacerle presión. De ahí la importancia de cuidar el tipo de material e información que tanto adultos como menores comparten a través de internet

RETOS PELIGROSOS

Los menores hoy en día se enfrentan a la manipulación, aún sin comprender exactamente lo que significa, mientras que al pedófilo le basta con ponerlos a prueba planteándoles retos y enseñándoles otros vídeos para que se crean que no están haciendo nada nuevo o, a través de perfiles falsos, asegurarlas que ellos ya lo han hecho.

PADRES COMPROMETIDOS

Los niños no son conscientes de los peligros que puede haber en internet, ni todo es un juego, ni todo tiene un final feliz; pero los padres sí, por ello tienen la responsabilidad de enseñarle a sus hijos que en internet, como en la calle, no hay que confiarse de los extraños, y recordarles, que en las redes sociales es mucho más fácil que alguien no sea quien dice ser.