Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Soledad

La semana ante pasada fue una semana de encuentros con personas solitarias y anécdotas de lo mismo. Entre que escuché un programa en radio de los “Neo solteros” donde se tocaba el tema de la decisión de estar solo o tener relaciones sin compromisos, hasta la presencia de una ambulancia en mi lugar de fisioterapia.

Y de aquí partiré…

Hay una señora con diabetes que va a sus sesiones de fisioterapia y justo en su sesión comenzó a sentirse rara. Se puso débil, se mareaba y de repente comenzó a decir palabras y frases sin sentido.

Mi fisioterapeuta temía le diera una embolia y marcó al 911 (Que por cierto mandaron a una patrulla y no a una ambulancia y los patrulleros enojados de muy “Mal pelo” renegaron porque ellos no podían hacer nada -obvio- y bueno, ya se imaginarán el caos hasta que llegó por fin una ambulancia, que era lo propio) para atender a la señora quien salió en camilla pero en primera instancia hubo que estabilizarla.

Durante este proceso se intentaban contactar con familiares, parientes, amigos, vecinos…y ¡Nadie! Nadie, de nadie. La señora está completamente sola. Su esposo murió, sus hijos no viven aquí. No tiene hermanos, no tiene parientes y no conoce a los vecinos.

Inmediatamente me surgió la pregunta: ¿Cuáles son las condiciones de nuestra vida cuando nos encontramos completamente solos y vulnerables?

¿En qué momento nos aislamos tanto? Dado que no vivimos como ermitaños en una montaña, me surge sinceramente la inquietud. Vivimos en una ciudad, rodeados de gente, trasladándonos a lugares donde coexistimos y convivimos (En teoría, convivimos) y sin embargo podemos "enconcharnos" a tal grado de sí parecer ermitaños en una urbe.

Comprendo –porque lo disfruto- que estar consigo mismo es maravilloso, y si nos caemos bien a nosotros mismos pues ¡Qué mejor!, pero no entiendo a qué grado de introversión debe llegarse para no saber siquiera quiénes son los vecinos, no pertenecer a un club del tejido o algo…

Porque estar solo es un deleite, ¿Pero siempre? Me puse a pensar en mi vejez, en la vejez de mi pareja, de mis amigos. Hice mil historias y novelas en mi cabeza. Empecé a poner escenas y la única que me brinda esperanza es la idea de hacer una casa comunitaria con mis amigas donde todas (Porque ya lo hemos hablado) nos quedemos juntas a convivir y ayudarnos y entre todas paguemos apoyo médico y de limpieza. (Claro que si nuestras parejas viven, también estarían con nosotras).

Pienso entonces, que los asilos de ancianos son un oasis en medio de un desierto llamado soledad.

Por otra parte, esa semana también haciendo el mandado en mi centro social de encuentros (supermercado) un señor me preguntó con mucha pena cómo escoger un melón.

Ahí me tienen como toda una experta dándole una cátedra del olor, la piel y el ombligo del melón. Al terminar mi monólogo melonero me dio las gracias y me dijo: “Sabe es que siempre había vivido con mi madre y desde que falleció he estado solo y nunca le pregunté a mi madre cómo escoger un melón”.

Era un señor de una edad avanzada (No vayan a pensar que andaba de coqueto o algo), yo calculo que fácil pasaba de 70 años. Le contesté que esperaba que el melón le saliera bueno y si no, me reclamara si me volvía a ver en el “super”. Me dijo: “Bueno, si la vuelvo a ver le cuento, pero casi no salgo y me da mucha pena hablar con la gente, le agradezco su ayuda”.

¡Plop condoritense! Una persona que decidió quedarse a vivir con su madre o que por azares del destino tuvo que hacerlo pero que llegó al grado de ser tan tímido que hablar conmigo parecía una odisea mayúscula. Se acercó con mucho sigilo, con la cabeza agachada, sin verme a los ojos, encorvado y a leguas se leía la tristeza y la desolación.

Otra novela en mi cabeza: ¿Platicará con el melón en su camino a casa? (Así como Tom Hanks con su balón “Wilson”) Seguramente la televisión es su mejor amiga. ¿Sabrá usar el internet y capaz que pertenece a una secta? Ya saben cómo corre una pa’l monte cuando la oportunidad se presenta…

Sumado a estas experiencias, las miles de parejas y familias que en los últimos diez años parecen convivir con sus dispositivos electrónicos cuando comen en la mesa de un restaurante, cuando están en una fiesta (O sea, okeeeeeeeeeeeeei) y hasta cuando están pisteando.

Entonces, muchos aun cuando tenemos compañía nos ausentamos y no la disfrutamos. Una soledad disfrazada de tumulto. Nos aislamos… ¿Será una tendencia humana?

Cualquiera que sea la respuesta, en mi muy particular opinión la soledad no es una condición natural del ser humano. Tendemos a ser gregarios y a la pertenencia; independientemente de nuestra decisión de ser solteros o no tener hijos… buscar una amiga o amigo, tener un grupo de convivencia con hermanos, tíos, sobrinos es definitivamente lo que hace feliz a un ser humano (Dije: Mi muy particular punto de vista).

Sé que cada quien elige lo que desea y si filosofamos a profundidad habrá quien considere que estar solo le hace feliz, pero yo en el fondo y no en la forma: Lo dudo.

No desearía un mundo de solitarios donde nadie se comunique o ayude, donde crezcamos como un ejote o un hongo molocotiledonio en medio del bosque. Donde si te enfermas o te lastimas nadie se entere y nadie te ayude.

Donde si lloras nadie te consuele o te abrace; donde si estás triste o alegre, nadie te escuche…y viceversa.

No lo deseo, por eso me duele darme cuenta de tanta gente que está acompañada… pero sola y la ironía de tanta gente sola, buscando compañía.

Ps1. Apaguen o guarden el méndigo celular mientras comen, antes de que existieran ni lo necesitaban ¿O si, muy predictivos?
Ps2. Un momento de abrazos prolongados, siempre es un apapacho para el alma.
Ps.3 Si no saben de melones… pregúntenme.