Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Se necesita madurez, no solamente un condón

Sentadas en su terraza, platicábamos una amiga y yo hace unos días acerca de nuestros hijos y lo expuestos que están en las redes, a la vez, que aceptamos lo importante de la tecnología en sus vidas y cómo utilizarla para solucionar tareas, trabajos y enlaces con los amigos de manera instantánea; algo que antes nosotros, ni de chiste teníamos.

Pues bueno, en medio de la catarsis por circunstancias que a cada una le han sucedido con respecto a nuestros hijos y conocidos, no podíamos dejar de tocar el tema de “la edad para tener vida sexual activa”.

Y entonces ella me preguntó si mi hija mayor y yo ya habíamos tocado ese tema. “Por supuesto” (le contesté), y ciertamente, siempre he tratado de mantener un canal de comunicación abierto y sin tabúes al respecto, porque nadie aconsejaría a mis hijos de la manera adecuada al respecto.

Digo, de alguna manera la experiencia nos ha dado facultades para poder manejar con madurez las circunstancias alrededor de una vida sexual activa con sus responsabilidades y sus consecuencias.

Pero, ese es un punto que todas los padres de familia debemos atender con la disposición, naturalidad y la seriedad debidas. El verdadero meollo del asunto –reflexionábamos- no radica solamente en la cuestión fisiológica o del cuidado anticonceptivo, así como del preventivo con todas las enfermedades. No, no solamente es eso… El verdadero “embrollo” es el psicológico/emocional.

Porque seamos sinceros, no hay penetración mayor que la que da vueltas en la mente.

Un estado emocional tambaleante puede ser catastrófico combinado con el inicio de una vida sexual activa. Y es que se habla mucho (hasta en campañas) de los riesgos de embarazos y contagio de enfermedades de transmisión sexual, pero casi nada del riesgo emocional que corren los jóvenes (sería bueno que hubiera campañas publicitarias al respecto, también).

Nuestros hijos adolescentes, como nosotros lo fuimos alguna vez comienzan con la cosquilla y el burbujeo alrededor de los 16 años y debemos estar atentos a comunicarnos con ellos en la dirección (y con dirección me refiero a guía, a darles dirección/directriz) adecuada.

Están en medio de la locura de la adolescencia y entonces imaginen lo que puede pasar si no encuentran un equilibrio entre esa locura adolescente y la cordura que exige la madurez.

¿Cuándo entonces se encuentra uno en ese punto de equilibrio? ¿Cómo ayudarlos? ¡Qué nervios!

Más aún porque a nosotros (quienes somos padres de adolescentes) no nos tocó -sumado a este engome hormonal-, tener la amenaza constante de un botón que sube todo a la “nube”, donde aparte muchos se ven expuestos una vez que terminan relaciones o en el peor de los casos cuando se relacionan con alguien medio “piratón” (inmaduro/a) que ávido de atención y con cero escrúpulos sube fotos intimas de la pareja en turno.

Sí, nuestros hijos son una generación que aparte de todo está más expuesta a ser exhibida en su intimidad.

Aquí es donde nosotros debemos entrarle CON TODO: Hablar con ellos del significado de la intimidad, lo que es y lo que implica. Y repetirles hasta el cansancio que una vez que le dieron “click” y mandaron esa foto comprometedora, ya “valieron” y están expuestos al estado emocional del receptor y ¡aguas, mil veces aguas con eso!

Yo creo firmemente que la sexualidad es una etapa que debe vivirse a plenitud desde su experimentación. Como mamá y mujer que soy, me siento como una gárgola de Notre Dame (Ahora que están de moda) siempre atenta a todo lo que pase alrededor de mis hijos, deseando que se acerquen a preguntarme y que me escuchen cuando les diga que ya le vi “la zanca al pollo” y la cosa no se va a poner bien, o por el contrario, que están en un terreno sano para experimentar.

Pero, por mucho que le doy vueltas, la decisión está a merced de quien ejerce la tarea de equilibrar entre calentura y cordura; entre neurona y hormona… Y eso, les corresponde a ellos.

Entonces, ¿dónde queda mi super poder de consejera experimentada? Después de darle vueltas, concluyo que queda en la presencia, en la comunicación dispuesta, en el comentario atinado, en proporcionarles la información correcta (esperando con dedos cruzados de pies y manos que sea a tiempo), en la aceptación, en no juzgarlos.

En conclusión, más que un criterio cronológico para comenzar con una vida sexual activa, la madurez física y emocional para iniciarla son cruciales. Y debemos estar rondando como moscas panteoneras para darnos cuenta si se sienten complacidos o desdichados; porque al final del día, se “supone” (y lo subrayo, pongo en negritas, inclinado, cursivo y demás) que nosotros tenemos la experiencia para guiarlos sutilmente cuando se requiera y enérgicamente también cuando sea necesario sacarlos de algún dintel al abismo.

Hacerles saber que no se trata de una cuestión donde entra en juego la parte mecánica del acto, sino que se requiere de mucha empatía, ternura y sobre todo RESPETO. Que nunca pierdan la belleza de hacer feliz al otro (y para eso se requiere de madurez, algo que definitivamente no tienes a los 16/17 años).

Hacerles saber “chorrocientas” mil veces que las fotos comprometedoras no son necesarias para demostrar que se quiere a alguien, y que si hay chantaje de por medio, entonces ya la cosa no pinta nada bien con el susodicho y están en riesgo; porque todo aquel que chantajea es manipulador y el agresivo pasivo abunda.

Soltar las frases al aire y cantar las ideas como tarabillas cada vez que se pueda (después de una película, en el carro, en el concierto)... ¡donde sea! –pienso que siempre se queda por ahí una víbora chillando con la voz de uno haciendo labor en la conciencia (como un spot repetitivo) - porque así como soltamos las frases consejeras, debemos también soltarlos a ellos… Y ¡auch!

¡Ah porque claro! como todo adolescente creen manejar la información acertada (ya que lo leyeron en internet o un amigo/a les dijo) y no siempre es así. Y hago un alto en esta parte: Siempre va a existir ese amigo o amiga precoz que sabe todo y es un “saltapatrás” en los temas relacionados al “party”, al sexo, a las drogas, etc.

Desafortunadamente, y esto es CONTUNDENTE, el inicio precoz en las relaciones sexuales está dejando en nuestros jóvenes secuelas serias como el hastío y la banalidad.

Entonces, seamos sutiles para informarles, guiarles y sacar de la escenografía al amigo mal consejero… Sin juzgarlos.

-¡Dios santo, me leo y me da tortícolis porque no la tenemos nada fácil!- pero me atengo a ese instinto, al sexto sentido, al tercer ojo y a la maroma del muerto para darme cuenta.

Mientras, de manera real y fehaciente confío en que hablando de frente, diciendo la verdad, estando presentes, sintiendo empatía, comprendiendo, haciendo uso de nuestros errores/experiencias y escuchando… Podemos ayudarles a llegar a ese lugar por un sendero que sea placentero y enriquecedor.

Ps.1. Hormona mata neurona…para lo cual, debemos estar preparados con antídotos diarios de razonamiento y chinga queditos a duro y dale con la cantaleta.

Ps.2. Está bien que se encierren en el cuarto… Un ratito. Ya más de una hora, ni tarzán jajaja. Entonces o abren la puerta (porque pueden estar expuestos a algún tarado/a perverso en las redes) o entramos como el caballo de Troya… ¡Qué madres!

Ps.3. Si la amiga/o nos “tutea” como si fuéramos iguales, nos habla como la adulta o adulto experimentado que se come el mundo y traga fuego... Como decía el anuncio ochentero: “ojo, mucho ojo”

Ps.4. ¿La pareja en turno de tu hijo/a lo tiene en la sosobra o lo complementa y lo ves más feliz? Ni “pex” siempre debemos estar con el termómetro activo.

Ps.5. Si uno de tus hijos ya fue víctima de bullying virtual por algo comprometedor. Actúa en consecuencia y busquen ayuda profesional porque ha habido desenlaces trágicos en unos casos, y en otros, “padres de la vista gorda” que abonan a empeorar la situación en el futuro de sus hijos.

Ps.6. La madurez emocional viene con la edad, pero no sólo con eso; sino con un entorno de comprensión, comunicación y respeto.

Ps.7. Yo por “si las flais” pondré varios santos de cabeza rogando a todos los universos no se topen con una “piratencia” y si es así que nos demos cuenta a tiempo para zarpar o invocar a Jack Sparrow.