Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

La señora del tapete

La semana pasada llegué al gimnasio como todas las mañanas, a encontrarme con mi entrenadora. Y así al igual que yo, muchos disciplinados: Unos con bolas de músculos y otros con bolas sobrantes…como es la hermosa diversidad del “gym” (Donde yo pertenezco al segundo grupo “Equipo bolas sobrantes” jiji)

Veo ejemplares plásticos maravillosos en el gimnasio; así como también me encuentro con bellezas naturales de producto empírico; unas que nacieron con la genética perfecta y otras que estamos en el camino de mantenernos o lograr ciertos objetivos para evitar las “Colgadencias de la menudencia”.

Salí del gimnasio contenta por mi esfuerzo y cuando me dirigía a mi casa, me encontré con la señora que siempre veo caminando con un tapete bajo el brazo para ir su clase de yoga. Es una señora que debe tener 65 o más años. Ella camina varias cuadras, no importando si es verano o invierno.

Me he imaginado mil veces una novela de cómo sale de su casa, si tiene nietos o se hace un licuado; y la veo y me digo a mi misma: ¡Qué a toda madre esta señora! Va en shorts, en “leggins”, en pants, según la ocasión. No posa, no finge, no se maquilla…se le ve contenta y decidida.

Pues bien, esta semana “La señora del tapete” me puso a reflexionar:

A lo largo de la vida, he renegado varias decenas de veces por mi apariencia, como muchos.

Que si la pubertad, que si el cambio de moda que no me acomoda, que si la adolescencia, la etapa del embarazo en que no te queda ni la ropa ordinaria ni la de embarazada; el post parto, los cuarentas, los casi cincuentas, el “colguijo” nuevo, la arañita en la pierna, los brazos de alas de murciélago, el cuello “Colgante de Babilonia”, etc.

Yo, al igual que muchas mujeres he pasado por el síndrome de “Y ahora esto, qué”: ¿Un fenómeno heredado por imitación, adquirido por comparación?

Y no sé si sea una observación personal, pero creo que para los que nacimos en los setentas y ochentas, el aspecto físico se ha convertido en una especie de obsesión para muchos, más para las mujeres. Lo digo porque lo veo:

Por un lado, somos una generación más consciente de lo que comemos y nos ejercitamos pero también, por otro lado, está la contraparte que parece haber dejado más utilidad a los cirujanos plásticos que al SAT.

Y ¿Qué pasa si no naciste con las piernas largas, los brazos delgados, el cuello de jirafa, las nalgas de cubana, las “boobies” de toronja y las costillas reducidas?... Pasa que tienes dos opciones materiales:

1. Te compras ropa que te acomoda (Opción viable y alcanzable)
2. Te consigues un buen cirujano (Opción de buena cartera)

Y pasa, que tienes una opción emocional e infalible:

1. La ACEPTACION.

Aceptarse no es sinónimo de abandonarse a comer basura embolsada y no ejercitarse. Aceptarse habla de la capacidad que desarrollamos para amarnos y reconocernos. Es esa sana relación con uno mismo.

La puerta de inseguridad es meramente voluntaria y puede ser catastrófica si no se cierra a tiempo.

Aceptarnos es una reconciliación perpetua con nuestro cuerpo y nuestro Ser.

No se trata solamente de estar como "mango" o “hecha un cuero”. Es que hay personas que están hermosas pero brillan más quienes SON hermosas… como la señora del tapete que camina todos los días varias cuadras, inspirando a quienes ni siquiera hace en su mundo… como a mí.

Ps 1. Tendemos a tener claras las metas materiales… ¡Aguas con olvidar las emocionales!
Ps 2. También existen “ladys facturas” que ni yendo a bailar a Chalma, jajaja.
Ps.3. No habrá nunca maquillaje más bello y efectivo que una sonrisa.