Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Ella...

“Ella” se despertó como cada mañana a prepararse para otro día más de su larga rutina. Siempre disciplinada, siempre enfocada. Atendiendo a su marido, a sus dos hijos y un trabajo que requiere mucho de sí misma; todo aunado a su constancia en el ejercicio.

Porque “Ella” aparte de ser mujer, madre, esposa y profesionista también es una atleta y por sobre todas las cosas es INQUEBRANTABLE.

Lo único diferente en su agenda de ese día era su visita al ginecólogo para practicarse como cada año sus estudios: Papanicolau y mastografía. El nervio estaba presente, pues sabía que algo no estaba bien.

En sus autoexploraciones sentía una bolita que le causaba dolor en uno de sus senos (Síntoma que ya tenía años manifestando a sus doctores y que siempre de los “siempres” después de sus estudios salía negativo, pero ella tenía un presentimiento); esa mañana no era la excepción. El nervio la recorría, sentía que esa bolita crecía y el dolor era algo con lo que se había “acostumbrado” a convivir.

Llegó la hora de ir a sus análisis de rutina para volver a enfrentar sus sospechas que desde el 2006 se habían acumulado cuando experimentó una molestia en su seno derecho.

En aquel año, “Ella” le mencionó este suceso a su ginecólogo quien ordenó una mastografía, misma que salió negativa. El diagnóstico del doctor fue entonces que solamente se trataba de una fibrosis y que no debía preocuparse por nada… aun así el dolor persistía.

Y así durante ocho años subsecuentes todos los estudios de mastografía resultaron negativos. En el 2014 después de practicarse un ultrasonido, para su sorpresa todo indicaba que no había nada anormal. Pero ella sentía y sabía en el fondo de su corazón que no era así.

“Pensé que me había vuelto loca, podía inclusive sentir una bolita pero nadie me mandaba a realizarme otros exámenes. Los doctores decían que todo estaba bien y entonces me enfoqué en vivir una vida normal”.

Fue hasta nueve años después, en el 2015 cuando “Ella” viajó a La Jolla, California para realizarse un estudio detallado que constaba de varios exámenes.

El ángel de la salvación había llegado a su encuentro en uniforme de médico. Un médico que le inspiro a “Ella” desde el inicio la confianza necesaria para contarle todos sus miedos.

“Me sentí tan cómoda con él, que le solicité la exploración de mis senos mostrándole el área donde yo sentía que algo estaba mal, aun cuando todos me decían que no había nada. Y supe que no estaba loca cuando de inmediato, ordenó realizarme una serie de exámenes en los cuales, una biopsia demostró que mis sospechas eran acertadas”.

“Ella” tenía cáncer de seno.

Afortunadamente el cáncer no se había esparcido. Su médico le ofreció varias opciones entre las cuales estaba la mastectomía y aunque su seno izquierdo estaba completamente sano, “Ella” prefirió que la mastectomía se realizara en ambos senos.

No quería correr riesgos.

La cirugía llegó y después las quimioterapias, “Ella” con la sonrisa y la entrega que la caracterizan, accedió a ser la mejor de todas las pacientes… y si, me consta que en su alma se quedó tatuado el significado de paciente (La paciencia y la templanza son características de su personalidad).

Con el proceso venían de la mano las decisiones, entre las que “Ella” optó por no hablar mucho del tema ya que era un shock para su familia y no necesitaba más presión social. No quería por ningún motivo que sus hijos se sintieran abrumados. “Ella” me dijo que durante el tratamiento se necesita mucha energía y se debe saber cómo administrarla.

Nosotros, los que tenemos la fortuna de convivir con su optimismo y su sonrisa somos testigos fieles de su entereza y su voluntad.

En mi vida, por ejemplo, “Ella” es un ejemplo de lucha con buena cara. Escoger sus cachuchas deportivas con cabello peinado como una “colita de caballo” que salía por el hueco donde se abrocha la cachucha.
Comprar los sostenes adecuados y bromear con buen humor ante la situación. Nunca le he escuchado un lamento, pero si miles de agradecimientos.

Para “Ella” este trance fue una oportunidad, un reto como todos los que hemos visto que se pone y que logra superar con perseverancia y constancia… pero sobre todo con amor.

Su marido, sus hijos, su familia, sus amigos… todos fuimos parte de un aprendizaje, porque si bien “Ella” se sintió acompañada y amada; no es comparable con el gran ejemplo que nos ha dado ni la enseñanza que nos ha dejado.

De su puño y letra: “Yo veo esto como una oportunidad más de vivir, dejando atrás malos hábitos y mejorando muchas cosas en casa. Me di cuenta del gran ser humano que es mi marido. Fue mi enfermero, mi compañero. En fin, fue todo en estos momentos tan difíciles. Yo recomiendo a las mujeres a no darse por vencidas y educarse sobre el cáncer de seno… entre más educadas estén sobre el tema, mejores decisiones tomarán con respecto a su tratamiento y procedimientos médicos”.

Y desde mi corazón; Yo veo en “Ella” una oportunidad para reflexionar y aplicarnos a vivir. Una mujer de una pieza que no se dobla con pendejadas (Perdonen mi francés) y trivialidades. Una mujer que se entrega y que ama; que ha venido resolviendo las circunstancias con un amor que es invencible.

Porque pasando por situaciones difíciles se ha permitido llorar para seguir sonriendo. Se ha dado permiso de razonar con detenimiento, sin prisas y siempre pensando en lo mejor para todos.

Yo veo en “Ella” el significado de valentía. El desfile de los valores como la lealtad, la confianza, el respeto. La capacidad para decir con la mayor de las facilidades: “Ay pero piénsalo bien, eso no te puede detener. Eso no te puede derrumbar”.

“Ella” es su nombre. Porque no hay en toda la lista, mejor nombre que éste para incluir la fuerza y la fortaleza que incluya el de todas las mujeres.

“Ella” nos representa. Está de pie y es un testimonio de amor latente… un testimonio de amor a si misma.
Mis renglones se acaban… mi admiración y entusiasmo por saberte en la vida: Nunca.

Ps.1. Cuando una aprende a reírse de sí misma con amor y sin lastimarse, ha dado un paso agigantado a trascender.
Ps.2. Hacerse los exámenes cada año, es vital para detectar algo en etapa temprana, con mayores posibilidades de superarlo.
Ps.3. Si tienes una inquietud, hazle caso a tu sistema “Brujístico” de intuición. Y nunca te des por vencida.
Ps.4. Los descuentos en estudios de mastografías están en casi todos los hospitales privados durante este mes. Cuídate y revísate. Ámate y regálate el tiempo para atenderte. En los centros de salud, es gratuito.
Ps.5. Que no sea la desidia, la clave de las desgracias.