Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

El mensaje de Arely Caballero

Finalmente Arely Caballero cumplió su misión… su recuerdo, su ejemplo, sus palabras y alegría la mantendrán presente en el corazón de miles de personas que aún sin conocerla, aprendieron a reconocer en ella a una guerrera.

Pero vale la pena preguntarnos… ¿realmente entendimos el mensaje que nos envió Arely Caballero?

Enfrentar el cáncer es un proceso de lo más complicado, tanto para quien lo padece, como para quienes lo viven a su alrededor, sin embargo la mayoría de esas historias y sus protagonistas, por lo general permanecen lejos de la opinión pública y del interés de la sociedad.

En muchas ocasiones, el sufrimiento del ser humano es utilizado para causar lástima, más que admiración; por lo menos, esa es la tónica de algunos programas o publicaciones en la actualidad, peor aún cuando los casos que se presentan son inventados solo para elevar el raiting.

“Gracias a todo esto, es que comparto con ustedes mis momentos, mis experiencias que podría reservarlas solo para mí, sin embargo decido compartirlas porque sé que a algunos les servirá y ojalá así sea”, nos recordaba Arely.

El respeto y el amor que miles de personas le profesaron no fueron por causa del cáncer, sino por la nobleza de espíritu y corazón que siempre existió en su interior.

Arely no era perfecta, era un ser humano como cualquiera de nosotros, pero si era la persona indicada para cumplir con una misión especial: dar esperanza y alegría a sus semejantes, así lo hizo durante años en la radio, y cuando la voz faltó, surgieron las letras para expresar lo más profundo de sus sentimientos.

Pero solo Dios sabe el momento exacto para que un angel despliegue sus alas y Arely tuvo su momento para trascender y dar amor.

Fue una mujer valiente, que en el momento que quizá más debía pensar en sí misma, pensó primero en los demás, en compartir y mostrarle al mundo lo que implica enfrentar un padecimiento tan implacable.

Su fortaleza, su optimismo, incluso hasta su buen humor en momentos complicados, sirvió de motivación tanto para otras personas enfermas, como para quienes nos decimos “sanos” y que en muchas ocasiones permitimos que nuestros días sean grises por tonterías.

Para muchos su partida fue una sorpresa, por su forma de expresarse, por su valentía, por su fe, la veían como una guerrera invencible, pero esa es otra gran lección que bien podemos aplicar en nuestras vidas, aprender que hasta el más valiente necesita un abrazo para mitigar el dolor y que detrás de una enorme sonrisa puede habitar la tristeza.

Arely vivió todo un proceso doloroso, complicado, lleno de incertidumbre, de lágrimas, de soledad, un proceso que solo su familia y sus seres más cercanos pudieron entender, y aún así decidió transformar todas esas experiencias en algo positivo, tuvo fe, creyó en hacer el bien y su decisión fue la correcta, porque al final Arely trascendió la ausencia física para vivir por siempre entre nosotros.

Por supuesto que en muchas ocasiones se sintió cansada, con ganas de “tirar la toalla” como ella decía, pero siempre sacaba energías para continuar y lo hacía junto a una gran dosis de humor que contrastaba con la realidad en la que se encontraba.

En cierta ocasión, me compartió que una noche de muchas que pasó en el hospital, no podía dormir por la tos que le aquejaba, y así entre flemas y tos le dieron las 3 de la mañana, pero en vez de quejarse por las molestias y el desvelo, expresó su “molestia” diciendo “Porqué nunca mi hermano me enseño a escupir como bato”.

Seguro un día habrá cura para el cáncer y será tan sencillo como atender una gripa, pero mientras esa fecha llega, podemos hacer un esfuerzo para honrar el valor de todas esas personas que han pasado por momentos difíciles ante una enfermedad; ayudar a quienes nos necesitan y no permanecer pasivos ante el dolor ajeno es una forma de comenzar a curarnos por nosotros mismos.

Durante los meses pasados Arely siempre se mantuvo ideando proyectos, su intención era formar una asociación civil para ayudar a los enfermos de cáncer, pero sobre todo a aquellos que no tienen los medios necesarios para atenderse con calidad. Será su familia la que decida el tiempo y la mejor manera de honrar sus deseos.

Es momento de continuar nuestras vidas, de dejar la tristeza atrás y llevar en el recuerdo su esencia siempre alegre, de predicar con el ejemplo, de convertirnos en mejores personas y ocuparnos de quien necesita atención, de ayudar como ella lo hubiera hecho.

Hay ocasiones en que experimentamos situaciones que en su momento no entendemos, pasa el tiempo, sucede algo, y entonces encontramos el sentido de las cosas, en diciembre pasado intercambiamos algunos mensajes, y curiosamente el último de ellos, ahora que lo leo una vez más, me doy cuenta que era una especie de despedida.

Le agradezco a Arely su confianza y su amistad, su compromiso con esto que construimos en ZonaLíder.com, me quedo con su alegría, su nobleza, su sencillez y su profundo amor a la vida.

Para la familia Caballero, mi respeto y admiración por siempre.

Para todos ustedes que siguieron a Arely a través de su columna, muchas gracias por sus palabras, sus mensajes de ánimo y su amor hacia ella.

Las columnas de Arely continuarán disponibles en ZonaLíder.com, para que cada vez que deseen recordar sus palabras la puedan leer, para que su mensaje sirva a otras personas que aún no conocen su historia o para quienes pasan momentos difíciles ante alguna enfermedad.

#ArelyCaballeroVive y su energía se ha transformado en paz y amor para todos aquellos que necesitan de una motivación para seguir luchando.

Nosotros haremos lo propio, recordándola hermosa y alegre como siempre fue, tengan por seguro que su mensaje de esperanza seguirá presente, porque como ella escribía al final de sus columnas, esta historia… continuará.

Alejandro Romero Gaeta
Facebook.com/arg380
Twitter.com/arg380