Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

El cobro de la factura

Dicen que nadie experimenta en cabeza ajena y es cierto pero también dice el dicho: “Más vale una colorada que mil descoloridas”.

En el fondo pareciera que lo más cercano a la felicidad es la tranquilidad (Cercano no igual). Y es cierto que todos sabemos el tiempo exacto de un final, pero a veces tenemos una audacia increíble para evitar enfrentarnos con nuestra propia realidad.

En días recientes se sinceraba una amiga conmigo acerca de su relación de matrimonio estancada por años, sin ilusiones, sin deseos de continuar pero con el miedo a decidirse a “Dar el paso”.

Hoy por la mañana leía también el “Post” de otra amiga donde acertadamente expresa su punto de vista acerca del divorcio y cómo no verlo como un fracaso… porque en realidad, no lo es.

Cada vez es más común que las mujeres sean autosuficientes. Sin embargo, eso no es imperativo de sentirse superior o por otro lado de no ser vulnerables.

Conozco mujeres fortísimas que cualquiera pensaría: “Esta morra sale adelante sola porque sale” pero se quedan en una relación viciada por miedo, por incertidumbre. Porque decidir parece la encrucijada más terrible de un camino que no sabes si será un laberinto sin salida o bien un sendero a la realización plena.

¡Y es normal! Por más libros de autoestima, consejos sinceros de las amigas, borracheras de desahogo o frases inspiradoras que pasen por nuestras vidas; decidirse a continuar por cuenta propia suena simplemente a EL RETO MAYOR. Igual conozco hombres que lejos de decidirse a continuar solos o cambiar su estado civil, prefieren continuar con su doble vida o también algunos que aguantan a mujeres que parecen salidas de un cuento malévolo.

Hay de todo.

Siempre está la premisa de “No es general” y “Cada caso es diferente” pero el día de hoy los puntos de convergencia en esta reflexión califragilística espialidosa son: La dignidad, el autoestima y la capacidad de decir a tiempo “No”, “Hasta aquí”, “Ya no más”. Frases que se antojan sencillas pero son enunciadas con menos regularidad de lo que pensamos.

No es el matrimonio “Per se” lo son de igual manera las relaciones de noviazgo.

A lo mejor cuando éramos chicos se nos quedaron grabados los consejos cargados de culpa si no aguantábamos o decíamos “NO” porque entonces éramos unos groseros y poco amables; de poner la otra mejilla aunque nos duela como si fuese la canción de matemáticas que tanto cantamos: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8…16. Y así contamos los sucesos que nos hacen sentir incómodos, menospreciados, no queridos, con el hueco en el pecho, el dolor de panza, etc. Pero entonces sería mejor tatuarnos en el alma la otra parte del sonsonete para continuar con el “Brinca la tablita, yo la brinqué. Bríncala de nuevo, yo ya me cansé” ¿O no?

¡Yo ya me cansé! Es válido. Ya no puedo seguir, es una demostración de fortaleza, no de debilidad. Ser nuestro principal promotor de felicidad, no es egoísmo.

Pero por mucho que uno esté duro y dale con la cantaleta, no es sino hasta que la voluntad hace gala de su presencia, que se puede dar el paso. Sin ser esto una campaña para la separación ni mucho menos, sino una campaña por la búsqueda de la felicidad y el amor propio.

Antes de cualquier toque de retirada, como en todo hay que hacer frente. Platicar, sincerarse con uno mismo y con la pareja, evaluar si se va o no a terapia, etc.

Pero nunca, nunca, nunca pensemos (En caso de ser padres) que por no hacerles daño a los hijos, no se da el paso. Llegará el día en que los hijos crezcan y entonces hay de dos sopas:

1. Te quedas sin proyecto de vida porque ellos lo eran.
2. Te reclamarás siempre si es que no lo hacen ellos, haberlos responsabilizado o haberles echado a cuestas una culpa que no les correspondía.

Los costos son altos, hay un impuesto por todo en la vida: Por omitir, por permitir, por lastimar, por morir en vida, por dejar pasar, por fingir, por todo… Por cada paso que damos, por cada decisión que tomamos hay una consecuencia.

En mi pellejo he vivido la certeza de saber que hay sólo un boleto de ida. Un viaje que no es redondo, eso es la vida. Y entonces la pregunta diaria que debiéramos hacernos es: ¿Contemplo cómo me pasa la vida por delante o me adentro en la andanza? Los pasos que dimos ya no regresan… es cierto, pero los que están por delante son todos posibles.

Y si bien dicen que nadie sabe si mañana amaneceremos, tampoco sabemos si en una fracción de segundo estaremos respirando o anocheceremos. ¿Dónde tiraremos entonces las lágrimas y los deseos de ser mártires? … Al vacío.

¿Por qué salirnos de algo que no nos hace felices nos cuesta tanto? Cualquier niño en cuanto se asusta de un juego llora y se baja. Hace pataleta, berrinche con babas que vuelan por doquier con tal de liberarse. ¿De ese niño nos olvidamos?

Recordar un momento de infancia donde éramos plenos y felices es siempre una buena muleta para anclarnos.

Yo recurro a un sentimiento de plenitud cuando iba a casa de mi abuela materna y estaba un pijama especial de tela amarilla clara muy vaporosa como con alas de mariposa (Así la veía yo. Tan cursi como soy) y entonces me la ponía con nudos sobre los hombros porque me quedaba enorme, pero yooo ¡Era la reina del mundo! Corría por el pasillo volando y me sentía más que soñada. Como dicen ahora: “Literal” ¡Me super juraba! Y a ese momento de ser feliz me aferro. Nadie tiene porqué robarme ese gozo. Llegar a este punto me costó una factura con un impuesto elevado.

Un “NO” a tiempo, hubiera sido una gran diferencia en el balance de egresos y utilidades. Ahora el trabajo constante es abonarle al amor y a la felicidad y créanme que no es que le demos la oportunidad a alguien más. Por el contrario, nos estamos otorgando una oportunidad a nosotros. Y el amor EXISTE.

Sumar y restar es fácil… ¿Tu relación; te suma o te resta?

Postergar, no es sano cuando se sabe que esa calle ya no tiene otra salida.

El amor no debe doler. El amor construye, no destruye.

¿Qué impuesto estás dispuesto a pagar y cuánto tiempo te queda según tus cuentas?...

¡Ah y ese tiempo en tu cabeza no rige el tiempo del universo… lo único tangible es HOY!

Ps 1. Si no has aplicado para una calle con tu nombre con méritos ciudadanos o de mártir de la patria, dudo mucho que alguien te la ponga. (O sea no le vas a dar gusto a nadie ni vivas por las opiniones de los demás)
Ps.2. Viajar ligero no se refiere a cargas materiales ni maletas minimalistas. Viajar ligero es viajar sin cargas emocionales ni cargando bultos.
Ps.3. Cuando el bulto es bulto, pues…