Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Debate y encuestas: historias diferentes

Un debate al nivel que sea, obliga a sus participantes a prepararse para competir, sin embargo en México el contraste de las ideas y la discusión de las diferencias, no encuentran aún en estos tiempos, tierra fértil para dar paso a una verdadera libertad de expresión y de conocimiento de la realidad del país.

Las posturas son contrastantes, los Medios tradicionales, encabezados por las grandes cadenas como Televisa y TV Azteza, optaron por ignorar y minimizar la realización del debate, dedicándole deliberadamente su atención al futbol, a programas de variedad o películas.

En el otro extremo, las redes sociales convertidas en un espacio libre para manifestar posturas sobre este tema, tuvieron intensa actividad desde horas antes del encuentro entre candidatos, sin embargo como suele suceder en estos foros, el nivel de la discusión se perdió entre millones de comentarios superficiales.

Pero hablemos del desarrollo del debate…

Sospechoso y de mal gusto fue que el Instituto Federal Electoral se prestara a colocar intencionalmente a una playmate para aparecer frente a los candidatos con un vestido entallado y un gran escote, resulta obvio que el objetivo era desviar la atención del resultado final del debate.

Toda persona tiene derecho a pensar y actuar con libertad, pero México tiene una sociedad que todavía no supera actitudes machistas, solo hay que ver las estadísticas en las que se refleja la violencia física, sexual y sicológica que miles de mujeres tienen que afrontar en la actualidad.

Entonces, ¿presentar a la mujer como un objeto y con una clara insinuación sexual es la postura del IFE?, ¿quién se beneficiará de los contratos para portadas de revistas de esta modelo?, ¿a cambio de qué se le permitió “el privilegio” de mostrarse en red nacional?.

Como suele suceder en estos casos las respuestas serán vagas, y cuando el árbitro de la contienda electoral no tiene respuestas ni seriedad, poca o nula confianza se le puede brindar.

Los grandes temas nacionales se tocaron superficialmente en el mejor de los casos, y es que con un esquema tan rígido no se podía esperar una discusión real de los problemas del país y mucho menos de las soluciones que se requieren.

Un punto fue claro, lo que dicen las encuestas no concordó con la realidad de este encuentro, el candidato del PRI Enrique Peña Nieto no ganó el debate, se mostró nervioso, inseguro y superficial, su peor enemigo al parecer es su propio Partido y los nombres a los que se le vincula como el del ex presidente Carlos Salinas y el ex gobernador del Estado de México Arturo Montiel.

El candidato del Partido Nueva Alianza Gabriel Quadri, fue una figura sin peso específico, muchos comentarios en internet lo situaron como ganador del debate “por su inteligencia y actitud propositiva”, sin embargo, cualquier argumento a su favor queda pulverizado al recordar que cada movimiento, cada palabra, cada acción o idea de su parte, es contralada por Elba Esther Gordillo, la lideresa eterna del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (S.N.T.E.)

Cada voto por Gabriel Quadri, es un voto de poder para Elba Esther Gordillo y cada voto que beneficia a Elba Esther es una posibilidad menos de lograr algún día en México un nivel de educación de calidad.

Aunque pareciera una idea utópica, dos personajes se respetaron y realizaron una pelea efectiva, uno golpeando a los costados y el otro golpeando a la cabeza, tal y como lo mandan los conocedores del boxeo, con esta estrategia Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador evidenciaron los puntos débiles de Enrique Peña Nieto.

A la candidata del PAN Josefina Vázquez Mota le sigue faltando intensidad, sus ideas no quedan los suficientemente claras, su actitud es demasiado rígida y esa tensión es la que transmite a los ciudadanos, en su esfuerzo por ser "diferente", la abanderada blanquiazul se aleja de lo que se pudiera considerar que son sus puntos fuertes y utiliza el mismo lenguaje desgastado de sus oponentes.

Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri, dejaron frases con mayor fuerza durante el debate que ella.

La posición de Josefina Vázquez Mota en las encuestas seguramente repuntará, varios sondeos posteriores al debate la señalaron como ganadora, pero para triunfar en la contienda necesita mostrar con mayor claridad si en verdad está capacitada para gobernar a México.

El candidato del Movimiento Progresista Andrés Manuel López Obrador, tuvo destellos de brillantez al cuestionar en varias ocasiones al priista Enrique Peña Nieto, sin embargo a la hora de mostrar sus propuestas, estas parecen sucumbir al primer análisis de fondo.

Prometer seguridad como por arte de magia, bajar los precios de los energéticos y generar desarrollo para todos los mexicanos, no convencen plenamente pues el cómo lograrlo no se encuentra en su discurso.

Hoy López Obrador no es ni la sombra del candidato de hace seis años y alguien que acepta ser una persona distinta por el deseo de poder, simplemente no es honesto.

México tiene hoy prisa, hambre, desesperación, nuestro país arrastra problemas históricos y pensar que los políticos de hoy son nuevos políticos, sinceramente es una broma de mal gusto.

Hoy todos critican a los candidatos y a los partidos, pero si México se encuentra en problemas es porque los ciudadanos no han ejercido plenamente el poder de su voto, decir que todos son malos y que de los cuatro candidatos no se hace uno, es evadir la responsabilidad de decidir, pero sobre todo de exigir lo que se merece como parte de una sociedad.

Si los candidatos no saben debatir, tampoco lo saben sus ciudadanos, el problema no es pensar distinto, sino sumar diferencias para construir; el próximo domingo 1 de julio se requiere participación con convicción, no participación a cambio de una despensa o de una promesa de trabajo.

Los ciudadanos tenemos la palabra.