Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Un flan de vainilla o pastel de pasas

Durante mi infancia una de las cosas que caracterizaba a mi familia era que cuando visitábamos a algunos amigos, compadres o familiares, mi mamá siempre llevaba su famosísimo flan de vainilla o su tradicional pastel de pasas.

Eso era una práctica muy común, ya sea que se desvelara o se levantara más temprano que de costumbre, pero siempre preparaba algo para no llegar con las manos vacías. Incluso alguna vez le llegué a preguntar el por qué había que llevar algo, a lo que ella me respondía: “mira, no es una obligación, es atención y muestra de afecto”.

También tengo presente que cuando alguien nos visitaba en casa ocurría lo mismo, ya sea una salsa, unas frutas, una flor en maceta; pero invariablemente el recién llegado acudía con un presente.

Existe el caso curioso de una comadre de mi mamá que, desde que yo me acuerdo, siempre ha llegado a casa de mi madre con tortillas de maíz, no ha faltado un solo día de visita de parte de ella en donde no lleve su tradicional kilo de tortillas.

En la actualidad ya casi no ocurren este tipo de actos, esto que era como una regla de cortesía ha pasado a un segundo término; lo que representaba una forma de expresar lo importante que es alguien para una persona, empieza a quedar en el olvido.

¿Por qué? Quizá el tren de vida, la situación económica, la distracción, o simple y sencillamente ya pasó de época.

Era un detalle sencillo pero cargado de mucho significado. El hecho de tomarse un poco de tiempo para elaborar o comprar algo que regalar es un lenguaje de amor por el otro, un acto de donación. No era nada más la visita, de por sí significativa, sino además el dar poco o mucho de lo que tengo o de lo que hago venía a fortalecer los lazos de amistad aún más.

Claro que hoy en día pudiera ser un poco más difícil para algunas personas llevar algo en su próxima visita y no me refiero a los momentos de ponerse de acuerdo para las tradicionales fiestas de “traje”, sino cuando acudimos a la casa de alguien para saber cómo ha estado su vida o cuando hemos sido invitados.

Por tal motivo, a continuación enumeramos algunas cosas que pudieran servir de obsequio y resultarían agradable para quien la recibe:

Si se va a visitar un enfermo, pudiera regalarse una canasta de frutas de temporada con un globo o tarjeta con frases de ánimo. Si va durar tiempo en reposo, pudiera ser buena ocasión para obsequiar una novela interesante.

En caso de tratarse de una visita de cortesía a la familia, una canasta de dulces, un pastel pequeño servirán como presente; en caso de haber niños pudiera llevarse un juego de mesa o un bote de nieve de chispas de chocolate, que sin duda les encantará.

Si se visita a la abuela, a la tía o a la madrina tan querida unas flores o canasta de frutas servirán como un detalle significativo.

Si se visita a un amigo que concluyó algo importante o fue ascendido de puesto en su empresa, una buena botella de vino o una bolsa de café tostado, ayudarán a mostrar nuestra alegría por sus logros.

¿Qué puede aprender un niño con esta práctica?

El sentido de unión, la solidaridad, el valor de la familia, el respeto por el otro, la pertenencia y el acto de dar; la donación es esa posibilidad que tenemos todos de decirle al otro que es muy importante para nuestra vida. Hay que recordar que existe más alegría en dar que en recibir. Lo trascendente es demostrar el cariño y el amor que se siente por quienes tenemos cerca.

Y bueno en caso de no tener la forma de adquirir un regalo, se puede elaborar un flan de vainilla o un delicioso pastel de pasas, te garantizo que serán recibidos con mucha alegría y amor.