Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

¿Realmente son elecciones, las elecciones?

- Un buen político, no es aquel que habla bonito, alza la voz, regala cosas o se publicita en todas partes. Es aquel que posee esa extraña virtud de decir lo que piensa y cumplir lo que dice.

Hay un concepto en mercadotecnia denominado “Cliente Rey”, haciendo referencia en su máxima expresión, al escenario en el que el consumidor vive la ficción de tener una variedad de opciones para elegir libremente.

Dicho cliente, se presenta a un establecimiento en donde se encuentra con distintas marcas, que en teoría rivalizan entre sí, y durante meses, han tratado de seducirlo en medios de comunicación.

Al tomar una decisión y comprar ese artículo, parece un hombre poderoso, pues entre diferentes alternativas, pudo elegir entre el producto A, B, C o D.

Puede ser un detergente, pasta dental, cereal, entre muchos otros. El “Cliente Rey”, no sabe que no tiene ninguna influencia sobre lo que se le ofrece, ni que su supuesta elección no es tal, ya que las distintas marcas de cada categoría son en general, lo mismo.

Puede tener decenas de diferentes desodorantes y como la mayoría de los productos en su esencia y la mayor parte de sus ingredientes con los que están elaborados no tienen gran diferencia. Cuentan con pequeñas variantes principalmente en sus colorantes, aromas, empaque y hasta precio para darle status a la marca, más que a su contenido.

El consumidor no tiene influencia en el portafolio de marcas que se le presentan en el anaquel, y que a pesar de darle la impresión de una gran variedad de productos, en realidad son del mismo fabricante. Cuando mucho, dos o tres grandes corporativos.

Lo anterior, además de considerar que está demostrado que la mayoría de las decisiones de ese cliente, provienen principalmente de un proceso basado en la asociación con una experiencia, recuerdo o emoción, más que una elección razonada, reflexión o comparativo de ventas y desventajas.

No deja de ser interesante, hacer una analogía con el actual proceso electoral, en donde se renovarán 500 diputados en el Congreso de la Unión, nueve gubernaturas, 600 diputaciones locales y mil ayuntamientos.

Se presume que serán los primeros comicios después de la reforma electoral en donde se elegirán al mismo número de hombre y mujeres y ahora se tendrán candidatos independientes.

Nos invitan a cumplir con nuestro deber ciudadano, pero de la variedad de opciones… ¿Tenemos alguna que realmente nos agrade como para comparar sus ideas y proyectos? ¿Qué tan distintas son esas propuestas de lo que nos han ofrecido en procesos previos?

Le creemos a lo que dice la etiqueta, cuando vemos las mismas características de elecciones anteriores que a pesar de decir que es un producto nuevo y mejorado, con decepción comprobamos que es un producto caduco, con información falsa en la etiqueta, extremadamente caro y que deja al consumidor con un mal sabor de boca y dolor de estómago.

¿Realmente decidimos los candidatos que nos ponen en el anaquel?..

¿Alguien cree que hay diferencia entre rojo, amarillo o azul…etc. en temas como la transparencia del gasto de miles de millones de pesos que manejan los partidos políticos?

Hay busca chambas y quienes no pueden vivir de otra cosa que no sea del presupuesto, mientras afirman que son diferentes a los de otros partidos, pero se les olvidan esas raras mezclas y alianzas que hemos visto entre amarillo y azul, rojo con verde, verde con azul o lo que se tenga que revolver con tal de ganar a cualquier precio.

Qué pasaría si en un supermercado, sólo tienes 10 frutas distintas, pero podridas y el dueño del establecimiento te dice -con una palmada en la espalda-, que no te fijes en la calidad y el precio, ya que se trata de un proceso democrático, transparente en el marco de tu libertad para elegir, lo cual es sin duda un derecho inalienable a ejercer como ciudadano.

Por qué terminar en una fotografía de procesos de elección anteriores, si sabes que es la misma historia. En este sentido, como un “elector Rey”, de toda la variedad, no nos resta más que seleccionar lo menos echado a perder, aunque termina siendo lo mismo y siempre queda esa sensación de que algo está mal de origen.

Nos quieren vender que los más importante es el puro acto de elegir, independientemente a quien. Lo más preocupante es que “esa decisión”, la llevas a la mesa de tu casa, y afectará a tu familia, tu estado y tu país en los próximos tres o seis años.

De los legisladores federales que orgullosamente se eligieron en las elecciones anteriores… ¿Alguno de ellos regresó a su distrito a informar o preguntar cuál era tu opinión o qué postura definir sobre la reforma, hacendaria, energética, política o alguna otra?

Y si así fue, su opinión quedó en segundo plano ya que los 500 diputados se alinean a la negociación que hubo entre los cuatro o cinco representantes de partidos, eliminando cualquier punto de vista distinto de un diputado bien intencionado, solo permaneciendo la postura de grupo.

Que es malo generalizar y puede haber excepciones seguramente así es, que hay gente valiosa en la política también es cierto, pero porqué calificar de irresponsable a la persona que decida no participar o anular su voto.

Más daño pudiera hacer aquel que vota por candidatos que no conoce, con malos antecedentes, corruptos, ineficientes, de bajo perfil o sin propuestas.

No hay duda que contamos con una gran estructura electoral –de las más caras del mundo- con una gran cobertura, procedimientos, y participación conjunta de los organizadores, partidos políticos y ciudadanos, lástima que a excepción de una que otra candidatura ciudadana, se les olvidó lo más importante, presentar al elector, personas y propuestas que valga la pena elegir….