Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

¡Que pase el desgraciado!

Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro. Groucho Marx.

Hace unos días, asistí a una de las sesiones de trabajo de la organización “A favor de lo mejor”; organismo civil que tiene operando más de doce años y que realiza diversas acciones que tienen como finalidad mejorar la calidad de los contenidos de los mensajes en los medios de comunicación de nuestro país.

Lo primero que me extrañó, fue que con tanto tiempo trabajando, esta agrupación no haya logrado ningún resultado, pues, principalmente en la televisión, hay canales que deberían depositarse completos al bote de la basura. Situación que hoy más que nunca es más difícil por su creciente asociación e influencia con el Poder y el Gobierno.

Sin embargo, es de reconocer la labor que hace este grupo, que surgió bajo el respaldo de 4.5 millones de firmas de personas interesadas en trabajar por contenidos mediáticos de mejor calidad, que fomenten el análisis, la reflexión, la cultura y la educación.

Realizan reuniones periódicas, jugando el rol de interlocutores entre los concesionarios de los medios, el gobierno, los anunciantes y los diferentes actores sociales, entre ellos, organizaciones civiles y religiosas, instituciones académicas, y asociaciones de padres de familia.

Es común que hagan referencia al acuerdo que se realizó en el magno evento que encabezaron junto con rectores de universidades, concesionarios de medios, permisionarios, presidentes de empresas anunciantes, radio difusores, productores, distribuidores, líderes institucionales.

En la ceremonia que se llevó a cabo en ese entonces, teniendo como testigo de honor del Presidente Calderón, se firmó un documento enfocado a cuatro estrategias para el mejoramiento de los contenidos, con líneas de acción a favor de la promoción y fomento a la educación, participación ciudadana y auto regulación.

Como muchas veces pasa, creemos que por organizar un gran evento, firmar un documento y que salga la foto en todos los periódicos al siguiente día, el tema de interés se arreglará por arte de magia, dejando en segundo plano la definición de responsables, la ejecución y seguimiento del plan.

Cuantos grandes acuerdos hemos visto de la gran alianza por la Seguridad, por la Educación, entre muchos temas importantes. Sin embargo en este caso particular, aunque es muy difícil ver un cambio, la persistencia y compromiso de los integrantes de A favor de lo mejor, da un giro con acciones interesantes.

Ahora, sostienen acuerdos con patrocinadores para enfocarse en casos concretos de programas dañinos, no solo para la vista, sino para el cerebro y cualquier cosa que tenga dignidad. La intención es iniciar en acuerdo con empresas, para organizar una especie de boicot, para que nadie se anuncie en los programas que conducen Rocio Sánchez Azuara y Laura Bozzo.

Los medios como empresas privadas, ven fríamente lo rentabilidad de su programación y es por ello que se justifican diciendo simplemente que transmiten lo que la a la gente les gusta y entre mas tintes culturales les impregnen a su programación en esa misma proporción desciende la audiencia.

La intención es, darles en donde más les duele, en lo económico y con la alianza entre anunciantes dejar de patrocinar esos dos programas para que el siguiente paso sea su salida del aíre. Esto depende del cumplimiento del compromiso de las empresas.

Pero falta un último eslabón para lograr el objetivo, y es que realmente disminuyan los televidentes de ese tipo de programas, pues existe el riesgo que al desaparecer esas dos emisiones, simplemente sean sustituidas por otras con el mismo formato, pues a fin de cuentas la verdadera decisión de lo que pasa en los medios depende de la gente.

Ya lo evocaba el escritor Italiano Umberto Eco, sobre la cultura de las Masas, haciendo referencia de que la clase dominante usa a la Televisión como herramienta de control social, evitando la reflexión, distrayendo de lo verdaderamente importante, así como alimentando emociones superficiales e inmediatas.

Además de estimular la perspectiva pasiva y poco crítica, -agrega el autor- este medio utiliza modelos impuestos verticalmente para impedir el ascenso y progreso de la masa, con la finalidad de que permanezca en ese punto, sin aspiraciones reales, pues siempre le muestran al televidente, que puede haber gente que vive situaciones mucho peores, por lo que debería estar agradecido de estar como está.

Además de esto, hay que considerar lo que este escritor llama Kitsch, palabra alemana que hace referencia al mal gusto, a la copia barata de algún mensaje u obra, herramienta utilizada por los medios para que los televidentes terminen consumiendo cualquier cosa, siempre y cuando les entretenga un rato, pero a mediano plazo no distingan lo corriente de la calidad.

Lejos de que se avizore un cambio en la televisión mexicana, por el contrario cada vez más se consolida su creatividad para transmitir puras tonterías, que sorprendentemente mantienen o incrementan su “rating”. La apuesta está en los jóvenes que están prefiriendo nuevos canales de comunicación como el Internet o iniciativas de presión de organizaciones civiles y organismos no gubernamentales, como “A favor de lo mejor”.

A fin de cuentas la responsabilidad es compartida, tanto de las empresas de medios que transmiten esas producciones de tan bajo nivel cultural, como de los patrocinadores que dan respaldo económico y la gente que consume y hace suyos esos programas llevando a su casa la ignorancia y el mal gusto.