Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Papá o amigo

Recuerdo que en una de tantas ocasiones que mi esposa y yo hemos salido de compras, nos encontrábamos dentro de un establecimiento comercial. Mientras ella observaba artículos para el hogar yo desviaba mi mirada hacia la sección automotriz.

Justo en ese momento un grupo de adultos jóvenes pasaban a nuestro lado y llamándome la atención las palabras que uno de ellos le iba comentando a los otros. Y dijo así: “...dicen que a mi generación le toca sufrir doble, porque nosotros somos los únicos que le tenemos miedo a los regaños de nuestros papás y le tememos regañar a nuestros hijos”.

Cuando escuche esa expresión dije: ¡caramba estamos rodeados!

Es desafortunado lo dicho por aquel joven, pero es una sentencia que refleja en gran medida la sociedad en la que vivimos.

Actualmente encontramos personas poco tolerantes a la frustración, individualistas, muy exigentes con los demás, poco solidarios y permisivos en su actuar. Eso mismo lo vemos en muchas de nuestras familias, donde los hijos son altaneros, poco respetuosos, egoístas y de paso agresivos con los papás.

Lo anterior me trae a la mente cuando en una mañana que llevábamos a la escuela primaria a mi hija menor, y como suele ocurrir, uno se encuentra con los papás y mamás de los demás niños.

Entre ellos se nos hizo curioso ver a una pequeñita, que por su apariencia no habrá sido mayor de 4 años, traía puesto su uniforme de preescolar; lo particular del caso es que la niña tenía en los dedos de sus manos, eso que las mujeres le llaman “uñas”, y no me refiero a las uñas naturales que uno tienen en los dedos de las manos y pies, sino aquellas que son de acrílico, con esmalte, piedras de llamativos colores y vistosas formas, esas que colocan en estéticas que tienen letreros que dicen “Nails”.

El caso no era que trajera o no dichas uñas, sino el argumento que la mamá daba para justificar el porqué las portaba. Ella mencionó que su hija le exigió que se las colocaran y agregó que se ponía de “un genio” si no aceptaban tal petición, la mamá con cierto grado de pena señalaba en repetidas ocasiones “... es que no la conocen como se pone, hace unos berrinches tan grandes que no me queda más que hacer lo que ella dice, --y luego remata-- no la puedo controlar”.

Una mamá de unos 30 años ¿no puede controlar a una niña de 4?.

¿Quién tiene el control en casa?, ¿quién pone las reglas de convivencia?, ¿quién se encarga de establecer qué si conviene y qué no?, ¿quién establece los parámetros de tolerancia?. Pareciera que los padres actuales se han olvidado de lo que significa la disciplina y el orden, que no quiere decir autoritarismo e intransigencia.

Se busca una convivencia más relajada, tratando afanosamente de ser los mejores amigos de sus hijos, dejando a un lado lo verdaderamente trascendente, ser padres.

Es bueno tener las más grandes de las confianzas con los hijos, pero ser el mejor amigo o amiga le corresponde a otra persona de la misma edad del hijo.

Los amigos no se exigen ciertos comportamientos, no tienen la obligación de establecer criterios, ni normar conductas y voluntades, pero los papás si. Los amigos son permisivos, no tienen obligación por la vida del otro amigo. En cambio los padres tienen como función principal corregir, moldear el carácter, sostener al hijo, formarlo, educarlo.

El papá y la mamá que buscan pasársela bien con los hijos, consintiéndolos en todo con el fin de ser el mejor amigo o amiga, en un futuro provocarán en el hijo una vida de inseguridad.

El hijo requiere sentirse amado, pero también necesita una figura en quien confiar, alguien que le de seguridad. Una persona que sea lo suficientemente madura y estable para que en caso de presentarse alguna dificultad, el hijo puede tener a quien recurrir.

Los hijos necesitan de comprensión y cuidado, pero también de alguien que les ayude a formar su autonomía y responsabilidad. Amar un hijo no es sinónimo de alejarlo de las dificultades, sino de prepararlo cuando estas se presenten, en la edad infantil es cuando se forma el carácter, la fortaleza emocional, la seguridad en sí mismo. Si ello no existe, cómo va enfrentar las condiciones arduas de la vida.

Cierto es que el niño demanda de amor, ternura, comprensión; pero también dirección, orden y firmeza. No es posible dejar que un hijo a esa edad decida sobre su vida, pues para ello tiene a sus padres.

Una familia en donde los roles están cambiados, es una familia a la deriva. La mamá o el papá que no toman la parte que les corresponde y ceden a los hijos esa facultad, provocan infelicidad a los hijos en el futuro.

Ser el mejor amigo es muy bueno y agradable, los papás tienen los suyos, el hijo debe de tener el propio. Pero lo que el niño requiere es de una mamá y un papá verdadero.