Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Nadie puede dar lo que no tiene

¿Qué clase de Médico te gustaría que te atendiera?, ¿qué diputados crees que deben de representarte en el congreso?, ¿cuentas con los mejores policías? ¿están desarrollando su ejercicio los mejores profesionistas?, ¿el profesor que tiene tu hija, se destaca por su calidad como persona?

Prácticamente todos han estado inmersos en ella. Ya sean médicos, abogados, ingenieros, policías, enfermeras, secretarias, profesoras, gobernadores, diputados, presidentes, banqueros, empresarios, contadores, periodistas, comerciantes, administradores; y al igual que ellos, también estuvieron los secuestradores, ladrones, traficantes, asesinos, defraudadores, violadores, drogadictos, alcohólicos, etcétera.

Casi la totalidad de nuestra población ha formado o forma parte de una familia. Y es en el seno familiar donde se aprende a vivir en comunidad y para la comunidad.

Cada miembro de la sociedad adquirió buena parte de su formación como persona dentro de una familia, quien en teoría –me refiero a la familia– debió haberse preocupado porque el integrante tuviera las mejores condiciones para que se desarrollara.

En innumerables ocasiones hemos escuchado la expresión, “… quiero que mi hijo se prepare bien para que sea alguien en la vida”, planteamiento por demás valedero e importante que un padre de familia se hace.

Y bien, con poco o mucho esfuerzo el hijo estudia. La gran mayoría lo hace en escuelas públicas, pero cuando se tiene la posibilidad económica estudian en alguna escuela privada de la localidad, aquella que da sus materias en español, y luego las repite en ingles. Esa que oferta actividades culturales, físicas y además da clases de valores.

Con relación a estos últimos –los valores– me resulta interesante la forma como se promocionan ciertas escuelas particulares de la ciudad.

En sus volantes o anuncios insertos en los medios de comunicación hacen mención de que tal o cual colegio es una escuela que enseña valores. Y es aquí donde me asalta una duda ¿Quiénes deben ser los responsables de formar los valores de un individuo, la familia o la escuela?

Los valores son aquellos que perfeccionan al hombre en el ámbito de su interior, transformándolo en una persona con mayor calidad humana, y como ya lo hemos mencionado, es en el interior de la familia donde los valores se siembran y se cultivan.

Valores como el respeto, la honestidad y la responsabilidad, se gestan y desarrollan en el hogar. Para que ello pueda darse, es necesaria la existencia de una buena relación entre los padres, hermanos, abuelos, tíos, primos y más adelante con sus vecinos, amigos, compañeros de clase; pero sobre todo que cuente con modelos adecuados a seguir, esto es, que las personas que le rodean sean reforzadoras de esos valores.

Que el niño viva una coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. Que vea en los padres personas respetuosas de la ley, solidarios con los demás, honestos en su forma de vida, responsables en su actuar; y todo ello el niño lo irá adquiriendo, desarrollando y reforzando.

Estos valores adquiridos en casa, sembrados en el interior del hijo darán sus frutos en la comunidad cuando ellos sean capaces de desenvolverse en la sociedad, traduciéndose en una mejor calidad de vida para todos quienes la conforman.

Una familia preocupada por fomentar valores en sus integrantes, estará aportando a su comunidad hombres y mujeres de gran valor, porque en su interior los valores están bien cimentados. Dará de sí para la sociedad que lo alberga, ofertará lo que sabe, lo que tiene y lo que es.

Pero si esto no se da, cómo queremos que un diputado sea solidario con la comunidad que lo eligió, si en su casa jamás vivió la solidaridad y la ayuda mutua. Nos quejamos de la corrupción del policía o del juez, pero esa forma de ser la aprendió de su papá, cuando éste decía con sus actos que la única forma de ser “exitoso” era incumpliendo la ley y sobornando.

Desgarramos las vestiduras cuando nos enteramos de que los funcionarios cometen fraude, pero nos disculpamos y justificamos nuestro mal proceder cuando se trata de algo propio.

Cito un ejemplo común, cuántas veces se ha llegado a escuchar de alguna persona que con tal de obtener la ciudadanía de otro país, se haya casado con alguien, fingiendo que viven juntos y cometiendo fraude a la autoridad de inmigración. Y en caso de que se quiera emigrar a los hijos, optan por sostener tal farsa un tiempo más, porque así conviene para el proceso legal.

O aquellos que se justifican y culpan a los demás de que las películas o los video juegos originales están muy caros y que por eso mejor comprar piratas porque son más económicos; enseñan a los hijos que no importa cumplir la ley, sino aprovecharse de las cosas y de los demás, con la falsa ilusión de ser astutos y mejores.

¿Qué les estamos enseñando a los hijos? ¿En qué clase de modelos nos hemos convertido? Esto a su vez me hace preguntar ¿Cómo quieres que sea la sociedad en un futuro? ¿Cómo quieres que sea tu vida en esta comunidad? ¿Cómo quieres que sean los profesionistas y gobernantes de tu ciudad? Recuerda que lo que siembres hoy, lo cosecharás mañana.

Desafortunadamente los papás sólo se han preocupado en preparar a los hijos con muchos conocimientos y grandes habilidades, pero sólo para provecho personal.

El conocimiento no sirve de nada, sino se pone al servicio de los demás. Aparte de ello han dejado completamente de lado el cultivo interior del hombre, han puesto en nivel inferior al ser humano.

Si verdaderamente se quiere una mejor sociedad, se debe trabajar en sus integrantes; todos ellos forman parte de alguna familia que debe tomar su papel de formadora de ciudadanos valiosos.

¿Qué clase de semillas has sembrado en tus hijos? ¿Cuáles serán los frutos que cosecharás? Nadie puede dar lo que no tiene.