Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Las aventuras de Pepe y Toño.

Había una vez, dos jóvenes de nombre Pepe y Toño, que tenían un visión empresarial, no de empleados, sino–como creían que era lo correcto. Su meta era generar una organización que ofreciera trabajo a otras personas, pagara impuestos, se sumara a la actividad productiva y además de todo, proporcionara un servicio de calidad.

Pepe era experto chef, invirtió parte de su formación académica para estudiar en reconocidas escuelas de gastronomía nacionales, mientas que Toño, acababa de concluir la carrera de Economía y sentía la plena confianza en sus conocimientos fiscales y administrativos para emprender este nuevo proyecto.

Pronto rentaron un local con estacionamiento, en avenida principal, ubicado en zona aledaña a unas oficinas y zona habitacional, lo que de acuerdo a su visión empresarial, les garantizaba el flujo de clientes potenciales y posicionamiento de la marca como nuevo restaurante de comida fusión a costo bajo.

Nada podía fallar, tenían tanta confianza en su empresa, que firmaron un contrato de arrendamiento por cinco de años como negociación de una baja mensualidad, a pesar de descapitalizarse al pagar un mes de depósito y otro por adelantado.

Además, a través de un préstamo, financiaron el equipamiento de la cocina así como el mobiliario.

Los astros se alineaban; ahora había la oportunidad de otro financiamiento, dejando un inmueble en garantía con las compañías distribuidoras de bebidas de alcohol y refrescos, lo que les permitiría detallar el inmueble y algunos acabados tal como habían planteado el concepto.

Pasó el primer mes de renta y permanecían cerrados por atrasos en los trabajos, pero era cuestión de días para la gran inauguración. Pepe y Toño estaban con el ánimo en alto y ansiosos de mostrar su sueño hecho realidad a sus amigos, clientes y familiares.

Una tarde se citaron afuera de su local, para platicar con su contador los detalles fiscales y de su nueva razón social, pues como les había enseñado, ellos querían tener todo en regla. Ahí se dieron cuenta que cruzando la calle, había dos locales con sellos de clausura.

Se acercaron a preguntar, y una señora con un puesto de dulces en la banqueta, les comentó que esos locales tenían más de cinco meses cerrados sin dar más detalles de las causas de la suspensión de operaciones, como elegantemente señalaban los engomados de colores llamativos.

Su contador los alertó y les recomendó acudir a las oficinas de normatividad municipal a validar los horarios en que podían trabajar y qué documentos necesitaban tramitar. Al día siguiente estaban en el lugar indicado, y después de una hora el titular del departamento los atendió.

Ahí, cambió todo. Les explicaron con una sonrisa en boca de parte del funcionario, que sí su intención era trabajar como restaurante bar, la buena noticia era que podían cerrar a las dos de la mañana, la mala, que no tenían uso de suelo ya que estaban en zona de equipamiento y habitacional y necesitaban uno comercial.

La buena, es que ahí podían tramitar el documento, la mala es que era una oficina aledaña y habría que dar “un apoyo económico” si es que querían que saliera rápido el documento aprovechando un hueco en la Ley que permitiría emitir el dictamen en los términos que se requerían.

Dado el tiempo y que ya estaban pagando renta y corriendo los plazos de los préstamos tuvieron que acceder a la solicitud. Después de estar en contacto insistentemente con el funcionario y gracias a su "benevolencia", tras 15 días, les dio la noticia:

-Ya tienen su Uso de Suelo comercial, en zona habitacional, tienen mucha suerte siempre y cuando aporten la cantidad restante solicitada de dinero para entregarles el papel- dijo.

Una meta más había sido lograda por Pepe y Toño que sentían que a fin de cuentas habían superado una adversidad más!.

Ansiosos, recibieron el Uso de Suelo, a lo que secundó la pregunta, ¿con esto ya podemos abrir?

El funcionario con la misma sonrisa y ojos vidriosos, explicó – Lo bueno es que ya tienen el documento más importante, que gracias a mi compadrito y que me cayeron bien, lo pudimos sacar.

Lo malo, es que no se si sepan pero, para que tengan su expediente completo necesitan: Un dictamen de Protección Civil que tarda de 30 a 45 días dependiendo el municipio, además de llenar la solicitudes, necesitan una inspección, instalar extintores, ubicar salida especial de emergencia, señalamientos y tomar un curso breve que les permita estar certificados.

Aún no se recuperaban de esa noticia, cuando les recordó que era importante pagar el dictamen de factibilidad para la licencia de alcohol, para lo que cual se requiere una serie de documentación, llenar formatos, fotografías del exterior y el interior del local, pagar los derechos correspondientes, firma del Secretario y que pase a cabildo para la autorización de los ilustres regidores.

No se preocupen muchachos, comentó, la buena noticia es que conozco una persona que les puede ayudar, la mala es que hay que apoyarlo para “aceitar” las cosas, y principalmente para que también tramite el dictamen de ecología para el desecho de residuos, previamente hagan algunas modificaciones en sus instalaciones y de paso tramiten el certificado de salubridad para el manejo de alimentos, aquí está el listado de requisitos…

Dos meses más pasaron, endeudados y desgastados moral y económicamente.

Gracias al apoyo de amigos, familiares y muy a su pesar y de aceptar esquemas al margen de la legalidad, decidieron no darse por vencidos e inaugurar por fin su restaurante bar. No había marcha atrás ya que tenían que cumplir sus compromisos económicos.

Sabían que un negocio lleva su tiempo de maduración, tenían ya dos meses de ventas que sirvieron para sacar gastos de operación, ya tenían clientes frecuentes y se veía la posibilidad de tener ingresos para pagar sus deudas, que era la que más les preocupaba ya que tenían en garantía la casa de la mamá de Toño.

Pepe salió un momento de la cocina para observar gustosamente el lleno total de sus 15 mesas, comensales identificando platillos de su exclusiva carta. De pronto lo que pensó que eran más clientes, eran personas que portaban gafetes, escribían sobre una madera y preguntaban por el representante Legal.

Traían un notificación de clausura. Molestó llamó al funcionario de reglamentación, pues les había tomado tiempo y mucho dinero la realización de los tramites, además de que no podía creer en esa situación a pesar de darle una cuota semanal a los inspectores, así como a la patrulla que pasaba periódicamente.

Después de unos minutos por fin contestó el personaje de Gobierno que con el mismo tonó respondió, “mi estimado yo los estimo y apoyo, incluso no les he cobrado el permiso por el letrero comercial y su terraza. Los que están ahí no dependen de mí, no son municipales, son operativos federales, Cofepris y Profeco”.

La buena noticia es que conmigo no vas a tener un problema, la mala es que yo no puedo hacer nada y las multas por la Ley de Fumadores o no cumplir con la zona específica de acuerdo a las dimensiones requeridas (Cofepris) o no tener los precios debidamente comunicados (Profeco), sobrepasan los 150 mil pesos.

Antes de colgar Pepe escucho, “pero aunque cuentes con todo, si hay queja ciudadana por algún motivo, te pueden clausurar de todos modos”.

Pepe y Toño veían como los inspectores pedían a los clientes retirarse, para proceder al cierre del local, cuando Pepe, recibía en su celular un mensaje de texto: “pero…. no te preocupes yo te puedo presentar a alguien que los puede ayudar”.

Como esta, hay muchas historias reales, que pasan más frecuentemente de lo que uno piensa, gracias a un marco regulatorio especialmente diseñado para abrir paso a la corrupción, huecos en Reglamentos, facultades discrecionales, leyes que tienen años sin reglamentos, reglas poco claras.

En algunos territorios del país hasta siete dependencias ya sea federales, del Estado o Municipales cuentan con facultades para clausura de un establecimiento comercial.

Las autoridades lo saben y siempre en campaña es frecuente escuchar de los candidatos el ofrecimiento de transparencia y simplificación administrativa, lo cual nunca se da y si alguien cree que es por cuestión de lo que se maneja de dinero por fuera, tiene toda la razón, como todo existen sus muy raras y honrosas excepciones.

Crean ventanillas únicas, plazos, treguas temporales de regularización y solo se queda como una acción para la nota en loes medios, pero en realidad, no funcionan debido a que estructuralmente no pueden operar sin tener verdaderos mecanismos de transparencia y anti corrupción.

Hay propietarios de establecimientos que le tienen que dar una cuota por fuera a el inspector de derechos de autor, salud, protección civil, imagen urbana, alcoholes, al policía entre otros, lo anterior en el mejor de los casos, pues en algunas entidades del país, el crimen organizado se dio cuenta del jugoso negocio y ahora lo cobran ellos.

Sindicatura, Dirección de Control y Evaluación Gubernamental, Secretaría de la Función Pública, Organo de Fiscalización Superior del Estado, son algunas de las dependencias llenas de burócratas cuya función es detectar y sancionar actos de corrupción, pero noo operan, ni siquiera al interior de sus oficinas, salvo que se trate de una revancha política.

La política pública da mano dura al comercio establecido, pero al comercio que se maneja en medio de la clandestinidad, ambulantaje e informalidad, a esa competencia desleal, no le pasa nada, no solo permanece, crece. Nadie la toca.

Esos negocios son el monumento a la corrupción, ya que no solo no pagan impuestos, venden contrabando, artículos piratas de dudosa procedencia, no pagan luz, agua, dañan la imagen urbana y por cada puesto, hay un pago por fuera a una persona que a la vez le paga a una autoridad.

Para justificarse de que toman medidas contra la inseguridad, realizan operativos en donde agarran parejo clausurando establecimientos comerciales, y solo impulsando los lugares clandestinos de los cuales no existe ningún control.

La campaña Pepe y Toño del Consejo de la Comunicación es un excelente esfuerzo para para motivar a los jóvenes a iniciarse como empresarios así como para fomentar la cultura emprendedora, pero queda solo como una frase de motivación antes situaciones de capacitación, vinculación y financiamiento.

Cualquiera que se acerque a un Banco se puede dar cuenta que esas instituciones no tienen la mínima intención de impulsar negocios y financiar empresas. Sus términos y condiciones son abusivos, encaminados para que el más mínimo error se cobre caro.

Los financiamientos gubernamentales en algunas dependencias, tienen un presupuesto millonario que termina adjudicándose en término pocos claros a conocidos, o persiguiendo fines políticos.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dio a conocer que 75% de las pequeñas empresas dejan de existir durante los primeros cinco años de vida.

Seguros Monterrey publicó que ocho de cada 10 Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) cierran durante su primer año de operación.

Es cierto, en la escuela nunca enseñan sobre lo que se requiere en materia fiscal, administrativa, financiera y mercadológica para abrir un establecimiento comercial, ya sea que se trate de un consultorio, laboratorio, agencia, o un despacho.

La reglamentación cambia en cada instancia o municipio, y también hay una cultura de siempre tratar de darle vuelta a la Ley, porque la corrupción… siempre está ahí.

A pesar de todo, la noticia buena es que las pequeñas y medianas empresas son la base de la economía en nuestro país, es de reconocer el mérito y valor cuando alguien decide incursionar en esta aventura, la noticia mala, es que el querer operar de manera formal y en el marco de la Ley, sin contactos o influencias, va contra corriente, es un calvario y un proceso más que complicado.

Y colorín colorado, con la burocracia, negligencia, comercio informal y corrupción… la iniciativa empresarial, la pequeña y mediana empresa forma… se seguirá acabando.