Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

La Generación Zoe

"La indiferencia es el peor enemigo de las mejores causas”: Tim F.

“El canto de los jóvenes mexicanos está nublado de evasión. A pesar de que el sistema le cerró las puertas en su cara, una parte representativa de esta generación esquiva su realidad con versos dedicados a la vía láctea”, es así como inicia un texto escrito por Juan Pablo Proal publicado hace unas semanas en la revista Proceso, al referirse sobre la indiferencia implícita de los grupos mexicanos de rock, ante la dramática realidad en la que vivimos.

Y en este sentido continua: “Apenas en 1997 las disqueras, espantadas, censuraron al grupo Molotov por mofarse del rostro de los noticieros de Televisa, Jacobo Zabludovsky, con su canción “Que no te Haga Bobo Jacobo”. Hoy, quince años después, con un país convertido en un cementerio a la intemperie, los grupos de rock – la generación Zoe-, reflejan una nación de cuentos de hadas”.

Un texto que causó diversos comentarios a favor y en contra, pues al referirse inicialmente a la música, también dejaba entrever la poca participación y apatía de los jóvenes en los temas que realmente importan.

Todavía el año pasado, se dieron verdaderas revoluciones y manifestaciones de inconformidad convocadas gracias a las redes sociales en protesta por la política de gobierno y la desigualdad económica en Inglaterra, Francia, España, Grecia, Italia, Y Egipto entre otros lugares, mientras que en México solo circulaban fotomontajes, burlas y chistes de personajes de la farándula.

Con estos escenarios, era fácil pensar que México contaba con una comunidad de jóvenes ajena a la problemática nacional, sin embargo, algo pasó en los últimos días y afortunadamente se han dado excelentes noticias que demuestran los contrario y surgieron hechos interesantes desde el corazón de las universidades, inicialmente como todos nos enteramos, en la Universidad Iberoamericana.

Radio Ibero, un excelente estación universitaria, dejó escuchar las voces de los estudiantes indignados por los comentarios de algunos medios nacionales, especialmente de la televisión, en donde les decían “porros” acarreados a los estudiantes ahí presentes y que protestaron durante la exposición del candidato del PRI.

Aseguraron que todos los ahí presentes pertenecían a esa institución y que ninguna manera les “marcaron línea” para actuar de esa forma.

Decían: “hay dinosaurios que están extrañados de cómo algunos jóvenes asumamos una postura pensante, firme ante un partido, candidato o temática en particular, dicen que nosotros no tenemos capacidad para asumir esta actitud, señalan que seguramente es gente externa, que estamos asesorados y que es algo muy raro que recriminemos hechos a saber que ni si quera nos tocaron como el caso Atenco, están sorprendidos de que tengamos una postura crítica”.

Después de un prolongado letargo y con el antecedente de que en los pasados comicios federales de 2009, el 65.6 por ciento de los jóvenes de entre 25 a 29 años no votó, ahora esperemos las cosas sean distintas.

El evento de la Ibero nos solo evidenció en redes sociales a los medios de comunicación que trabajan para impulsar y proteger a un candidato, sino además reactivó en cadena a otros grupos.

Posterior al incidente en la Ibero, estudiantes de las universidades del Tec de Monterrey, Anáuac, Ibero, así como del ITAM, se manifestaron en dos instalaciones de Televisa en la ciudad de México, en San Angel y Santa Fé, para reclamar el sesgo informativo en la cobertura de las actividades y campañas de los candidatos presidenciales.

Los universitarios del ITAM particularmente, formaron una cadena con sus manos entrelazadas desde su plantel hasta las instalaciones de Televisa de San Angel, en claro apoyo a los integrantes de la Universidad Iberoamericana con gritos y consignan que principalmente referían “Yo soy estudiante no soy acarreado”.

La gran sorpresa fue el pasado sábado, cuando me tocó estar en un desayuno en un hotel de Reforma. Al concluir el evento nos trasladamos a un restaurante del mismo edificio, con vista hacia la avenida Reforma en donde afortunadamente me toco presenciar -creo -una de las más importantes manifestaciones convocadas por las redes sociales en México.

No se veía en donde terminaba la gente que caminaba por Paseo de la Reforma, desde el Angel de la Independencia, Monumento a la Revolución y el Zócalo. Gente de muchas universidades, empresarios, familias completas, escritores; no me toco verla, pero aseguraban que estuvo Denise Dresser quien incluso estuvo dando entrevistas a distintos reporteros.

Frases en contra de Peña Nieto, Salinas de Gortari y Televisa y uno que otro con mascaras de Elba Ester Gordillo para espantar a la gente; “Peña: los que leemos no te queremos”, “Televisa te idiotiza”, somos informados no acarreados”, “Ni un voto al PRI”, “Gracias Ibero por ese viernes negro” y “Prensa vendida Peña no va arriba” fueron muchas de las frases que se podían escuchar y leer en las mantas.

A un lado de la mesa en donde nos encontrábamos estaban unas personas quien junto con dos meseros, salieron al balcón a aplaudir y apoyar a los manifestantes, otro aspecto curioso fue que como pocas veces, los conductores que no podían transitar, ya que los manifestantes obstaculizaban el paso, lejos de enojarse, se unían al movimiento levantando el brazo.

Uno de los compañeros con los que estaba, integrante de la Comisión de Jóvenes Empresarios de Coparmex, se quitó el saco y la corbata y bajó a las calles para estar más de cerca, así lo dijo, pero como lo vi no dudo que se fue la centro de la manifestación.

Sin violencia, bien organizados todos los asistentes; también me tocó ver gente de todos los estratos sociales, incluso pasó frente a mí, un grupo estudiantes bien presentadas con accesorios de lujo gritando en un tono muy fresa consignas a todo pulmón.

Como concierto de rock, se escuchó una ovación cuando un contingente de cientos de jóvenes llego tarde pero seguro de la UNAM, gritando “Goya” y muchos de ellos con camisetas de los Pumas: Los gritos que subieron también la adrenalina, fue a la llegada de varios camiones de donde se bajaron grupos de campesinos tronando cuetes y levantando machetes, destacando su solidaridad para atender la convocatoria.

Seguramente los organizadores no se imaginaron que asistiera tanta gente, como aún no tenemos idea clara del poder de las redes sociales, como medios alternativos y libres.

Como era de esperarse la información de este evento varió mucho en prensa y televisión, en donde algunos medios manejaron 10 mil personas asistentes y otros como CNN 50 mil, no pude contarlos, pero creo que este último dato es el más cercano a la realidad que pude apreciar.

Lo que no pudieron negar, fue el impacto de este evento, que se replicó en más de 20 entidades del país y algunas ciudades del Estado Unidos.

Lo cierto es, que mas allá de partidos y candidatos, está presente el ambiente de participación, organización y conciencia ciudadana que si bien es cierto inició en las universidades, se está replicando en otros sectores y deja claro que los medios tradicionales ya no tienen la misma influencia que hace unos años.

La gente ya no se cree todo lo que le dicen, está consciente del momento tan importante que se vive en nuestro país, esta generación de jóvenes que alguien quiso etiquetar como “Zoe”, está más despierta que nunca y quiere demostrar que corre sangre por sus venas y va a ser muy interesante presenciar hasta dónde está decidida a llegar, no solamente en el proceso electoral, sino como balance entre sociedad y gobierno para que nuestro país sea un mejor lugar en donde vivir.