Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Inclusión de personas con discapacidad en las Universidades

En septiembre de este año se cumple un decenio de la participación de nuestro país en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas. En dicha reunión participaron alrededor de 189 países quienes estuvieron de acuerdo en conseguir 8 Objetivos del Milenio, estas intenciones se centraron alrededor del bienestar social en los ámbitos de salud y educación, los derechos humanos y la protección del medio ambiente.

Nos concentraremos aquí en lo relacionado a los derechos humanos y el bienestar educativo plasmado en aquellos objetivos. En materia de educación nuestro país ha convivido con la siguiente paradoja: el cómo formar y educar a las personas con alguna discapacidad física, sensorial o intelectual y el quehacer educativo adecuado para la formación del alumno regular.

Cerca de 1980 el gobierno federal da el banderazo para embarcarse en un proceso llamado integración educativa, es decir reglas para que las personas, niños o jóvenes con discapacidades diversas fuesen adoptados en las escuelas regulares, es decir, se integraran físicamente en las aulas y conviviesen con pares con intereses y etapas de desarrollo similares.

En la última década del siglo XX, México avanzó desde este intento de integración escolar a uno denominado proceso de inclusión. Este término se asocia a uno de los objetivos del milenio firmado en la ONU hace ya 10 años: el combate al trato desigual entre individuos.

La inclusión es no solo la adopción de una norma, sino es un cambio de pensamiento sobre las personas con discapacidad, es de hecho un cambio de paradigma cultural mayúsculo. En este nuevo giro del pensamiento el objetivo es el darle valor y respeto a la diversidad humana. Por lo tanto aunque impulsar la inclusión toca de manera natural al sistema educativo de nuestro país no se circunscribe solo a él.

En México contamos con el bloque de educación básica, que reúne a los niveles de educación inicial, educación primaria, educación secundaria y educación media superior; conviene preguntarnos qué sucede con el nivel superior…¿hay pautas para responder a las personas con discapacidad dentro de las universidades?

Si el cambio no es solo una norma sino un cambio de paradigma: ¿No son las universidades quienes se espera lideren esta visión tan humanística, tan liberal, tan universal?

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación superior (ANUIES por sus siglas) desde el 2002 ya propuso a las universidades públicas y privadas, un protocolo general para favorecer el respeto a la diversidad.

Dicho manual ha sido adoptado hasta cierto nivel por algunos centros universitarios más que en otros, otros apenas si lo conocen. En dicho escrito se analizan no solo las adecuaciones, por ejemplo para una discapacidad física, como las rampas o los estacionamientos especiales, también indica los ajustes que en algún momento se deben realizar en un plan de estudios para que el alumno pueda accesar a contenidos y materias, por ejemplo las variaciones en una clase con alumnos con discapacidad visual o auditiva, el uso de lengua de señas o materiales tecnológicos adaptados. Todo un reto para los docentes en este nivel educativo.

Es de sumo compromiso que las universidades estén alineadas con los objetivos que los Estados asociados han establecido (a través de los compromisos del milenio comentados antes), con los fines educativos del pais (inclusión educativa) y con lo que la nación, a través de su Plan de Desarrollo quiere alcanzar (Plan de desarrollo establecido en esta administración del Presidente Pena Nieto en su meta México Incluyente).

Para esto se requiere la implementación de buenas prácticas inclusivas, mismas que permitan a los jóvenes bachilleres con discapacidad ingresar con adecuaciones a las universidades de su elección y sobre todo permanecer en su trayectoria escolar (evitar la deserción) hasta la culminación de una carrera universitaria, logro que todo padre de familia vería con buenos y gustosos ojos.

La ONU ya está preparando la Agenda de Desarrollo Post 2015 (evaluando los 8 Objetivos del Milenio anteriores). Habrá que ver cómo participaron las universidades con sus buenas prácticas inclusivas en este cambio de paradigma macrosocial.

Cualquier persona interesada puede apoyar este nuevo planteamiento mundial ya que está en curso una Encuesta Global, la cual se encuentra en www.onu.org.mx, escoger la sección Agenda de Desarrollo Post 2015 y existe una liga activa para que cualquier persona pueda externar su opinión.

El externar nuestra opinión representa de por sí una buena práctica.

Dra. Julieta Bonilla ESCUELA DE PSICOLOGIA
CETYS Universidad, campus Mexicali
julieta.bonilla@cetys .mx

La Dra. Julieta Bonilla es Licenciada en Psicología por la Universidad de Baja California; tiene una Maestría en Educación Especial y un Doctorado en Educación

Sus líneas de investigación son la Neuropsicología, la Psicofisiología y las Necesidades Educativas Especiales incluyendo niños con aptitudes sobresalientes.

Ha realizado estancias y proyectos de investigación en el Laboratorio de Psicofisiología de la UABC, de Mexicali y en en la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM

Es Miembro activo del Colegio de Profesionistas de la Psicología del Estado de Baja California, A.C . desde diciembre de 2004 y fue presidenta de esta asociación en el periodo 2007 -2008. También es miembro de la Asociación Mexicana de Neuropsicología desde 2012.