Clima Mexicali - Isolated Thunderstorms, Min: 29 C, Max: 39 C
Clima Tijuana - Parcialmente Nublado, Min: 18 C, Max: 27 C
Mexicali Centro Autos - 10:00 am PDT30 min, 8 líneas abiertas
Mexicali Centro Peatonal - 10:00 am PDT40 min, 3 líneas abiertas
Mexicali Centro Ready Lane - Update Pending
Mexicali Centro SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Autos - 10:00 am PDT40 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Peatonal - 10:00 am PDT0 min, 2 líneas abiertas
Mexicali II Ready Lane - 10:00 am PDT15 min, 5 líneas abiertas
Mexicali II SENTRI - 10:00 am PDT0 min, 1 líneas abiertas
Tipo de Cambio 16/12/2012 -
Compra : 12.85 ,
Venta :
13.10

Hacia una didáctica centrada en el alumno

Para comprender los avances del proceso educativo basados en la didáctica, hay que remontarse a siglos atrás y recordar que la enseñanza se venía desenvolviendo, según Mastache (1983), en un horizonte tan estrecho del humanismo, reemplazado por la iglesia reformista y católica, siendo quienes decidían, intervenían y tomaban decisiones en los procesos de enseñanza.

Además, haciendo a un lado las nuevas ideas, sin considerar la motivación del alumno, alejándolo de la naturalidad del mismo, porque no se veía como tal, sino “como un hombre en miniatura”, condenado a las reglas dogmáticas, al memorismo.

Los maestros eran seres orgullosos y pedantes de su saber, cerrados y ciegos ante la realidad del alumno, y este un alma vacía hastiada de un proceso educativo que no despertaba su interés.

En el ámbito educativo actual, es necesario entonces cuestionarse: ¿Cómo concebimos la educación centrada en el que aprende? ¿Ya creció el hombre miniatura? ¿Cómo es nuestra didáctica? ¿Sabemos qué es?...

Palacios de Sans (2002) menciona que la didáctica se definió como el arte de enseñar y que el maestro era poseedor de un don “innato”; la didáctica estaba centrada en el interés del educador y no en el educando, es decir, partía de lo que al profesor se le facilitaba “el enseñar”, sin pensar en las necesidades del alumno “el aprender”.

Hoy día la concepción de la didáctica ha cambiado, su enfoque retoma la fusión del aprendizaje con la enseñanza. El primero, será considerado como un proceso que lleva internamente el alumno, y la didáctica una metodología para guiarlo a que cumpla con sus objetivos y desarrolle sus habilidades; el docente funge como facilitador quien guía un camino que ya ha sido construido por otros agentes: familia, escuela y alumno.

El papel de la didáctica sigue teniendo fuerza en la labor docente, es la acción que este ejerce en la dirección del educando e implica una serie de recursos que permiten reconocer que la preparación práctica sólo se logra dentro del aula, adquiriéndola poco a poco a través de las experiencias.

La didáctica centrada en el alumno se adapta a las necesidades y posibilidades del educando y de la sociedad, va más allá de lo aparente, busca que el conocimiento y las habilidades puedan tener una aplicación y extenderse, que la educación sea más comprometida y refuerce los distintos “aprenderes”: “el aprender a aprender, a ser, a hacer y a convivir” (Delors, 1994), que “el hombre en miniatura” se forme integralmente, dentro y fuera del aula, de forma individual y social.

Al responder cómo y qué es la didáctica, es importante primero, definirla como la esencia del proceso de aprendizaje, y segundo, entender que los cuestionamientos del aprender o del enseñar en teoría, podrían considerarse simples y dar respuestas perfectas; en la práctica depende totalmente de la interacción del docente-alumno-contexto.

Y por último, que es un proceso complejo, ya que parte fundamental, es que el docente constantemente analice y reflexione respecto a sus acciones, que logre discernir lo que puede funcionar para un grupo determinado, retomar experiencias concretas que le ayuden a reforzar continuamente los trinomios: teoría-alumno-práctica; conocimiento-alumno-experiencia; contenido-alumno-medio.

Conceptualizar la didáctica en el que aprende es aludir a que esta abarca de manera compleja todo el proceso de aprendizaje-enseñanza, rebasa los muros escolares, estará determinada por una sociedad que se desenvuelve y depende de un sistema educativo, o viceversa, pues estos elementos no son neutros.

Ahora nos queda pensar si en verdad la acción del docente es dirigir al alumno o si aquel se dirige con base a la acción del aprendiz. ¿Qué se oculta dentro de la acción didáctica centrada en el alumno?

Mtra. Paola Karina Pérez.
Coordinadora del área de Humanidades y maestra de planta de Educación Media Superior, adscrita a campus Mexicali.
paola.perez@cetys.mx

Referencias
Delors, J. (1994) La educación encierra un tesoro, UNESCO.
Mastache R. J (1983). Didáctica general, primera parte, México, Editorial Herrero S.A
Palacios de Sans, M. (2002). La didáctica aplicada a la enseñanza del instrumento, México, ensayos.